¿Crisis en el matrimonio Trump? 9 razones que indican que sí

0
350

La pareja ha protagonizado muchos momentos incómodos en apariciones públicas que ponen a especular sobre la “felicidad de su matrimonio”.

Tradicionalmente, los presidentes han hecho al menos una demostración de tener los matrimonios sanos y felices. Incluso los Clinton, a pesar de los escándalos, parecían tener momentos de afecto, humor y complicidad.

Pero desde casi los primeros momentos de su llegada ceremonial a la Casa Blanca, parecía que algo estaba mal con los Trump.

Los observadores de la primera dama han interpretado todo, desde su lenguaje corporal en el Baile de la Libertad hasta su ceño fruncido en la inauguración del presidente como prueba de la infelicidad de Melania en el matrimonio.

Recopilamos algunos de esos momentos incómodos entre la pareja, que parecen indicar que Melania no es nada feliz en su relación:

El día de la toma de posesión, Donald y Melania llegaron en su SUV negro llega a la Casa Blanca, donde Barack y Michelle Obama estaban esperando para saludarlos.

Donald se aparta del coche y sube las escaleras, dejando atrás a Melania, con su delicado traje azul y llevando una gran caja de Tiffany, que luego entregó a Michelle.

Esta instantánea del matrimonio Trump fue seguida pronto por otros momentos extraños, como este:

Más tarde esa noche, cuando el presidente y la Primera Dama tuvieron su “primer baile”, ella era a menudo rígida y apartaba su rostro de su esposo.

Este momento es uno de los mas recientes, sucedió el domingo anterior, mientras la pareja presidencial retornaba a Washington. Donald Trump baja del avión presidencial seguido de su hijo menor Barron y Melania, muy detrás de ellos.

El magnate incluso realizó el protocolario saludo a los cadetes que aguardaban su llegada, pero sin la presencia de su esposa. Esta escena fue muy criticada en las redes, en las que incluso circuló una imagen donde se comparaba a Trump con la enorme caballerosidad que siempre mostraron sus antecesores con sus esposas.

Este otro sucedió en el aeropuerto de Palm Beach. Tras encontrarse en la escalerilla del avión, Melania y Donald anduvieron unos metros por la pista. Es en este trayecto cuando Melania agarra la mano de su esposo, quien la sostiene, le da dos palmadas y la suelta de inmediato.

La periodista Eugenia Perez entrevistó en una oportunidad a allegados de la familia Trump y entre las relevaciones que le hizo la fuente, se dice que Melania le tuvo que prometer a su marido que recuperaría su figura después del nacimiento de su hijo Barron y que con esa condición el magnate dejó que se embarazara.

Según este invitado se trataba de un contrato: “ella le prometió que todo volvería a su ser (después de tener el bebé)”.

Un informe reciente también revela que no hay indicios de que Melania tenga planes de trasladarse a Washington, una vez que su hijo Barron termine su período escolar en Nueva York, como se ha indicado. Se supone que Melania se mudaría a la Casa Blanca en junio… pero no hay nada seguro.

Otras fuentes afirman que Melania rechaza compartir la cama con su marido, cuando se encuentran juntos. “Tienen habitaciones separadas, no pasan jamás la noche juntos”, señalaron.

Esta instantanea fue capturada durante una cena en el Trump International Golf Club en West Palm Beach, donde se vieron distantes e infelices.

La última polémica en torno a la pareja, es la indiferencia y cero dulzura con la que Donald Trump felicitó hoy a Melania por su cumpleaños número 47.

El mandatario se limitó a escribir junto a una fotografía de ambos, que publicó en su cuenta de Twitter: “Feliz cumpleaños a nuestra Primera Dama, Melania”.

No hay comentarios